LAS CLAVES DE UNA MESA DE ORDENADOR

por FRANCISCO SÁEZ

Estamos en período estival, acabamos hace poco relativamente de estudiar, del instituto, universidad, de opositar, etc. y ahora es momento de disfrutar de unas merecidas vacaciones

Pero también es momento de plantear nuevos retos, desafíos y logros para la nueva temporada; uno de ellos suele ser sacarse un título de inglés, unas oposiciones, un MBA, o incluso empezar a emprender. 

Así que hacemos cuenta de las cosas que nos hacen falta, un laptop o un ordenador de sobremesa, wifi, subrayadores de 20.000 colorines, post-it, pero ¿dónde colocamos todo eso?

La respuesta es sencilla: En nuestra Mesa de Escritorio, o Mesa de Ordenador. Pero la Mesa de Ordenador no es solo un mueble donde poner cosas. Si bien, la reina de la ergonomía es la Silla ergonómica, valga la redundancia, la torre de esta partida de ajedrez es la Mesa de Escritorio

Así que, si planeas pasar mucho tiempo sentado estudiando o trabajando, ya sea en tu oficina o en el despacho que te montes en casa, este año para lograr una plaza (mucha suerte, la vas a necesitar), obtener un título de inglés, un MBA, un grado o un ciclo formativo; atento a los 5 consejos que te voy a dar para comprar tu mesa de ordenador.

5 CLAVES PARA TU MESA DE ORDENADOR

1. Tamaño de tu Mesa de Ordenador

Aunque se considere un tabú, el tamaño importa; a pesar de que lo veas obvio, tienes que medir tanto el alto como el ancho y la profundidad. Si el alto no es suficiente o es demasiado tendrás que ajustar mucho, y muchas veces tu silla ergonómica, y aun así probablemente no estés cómoda/o.

Por otra parte, si no tienes en cuenta el ancho de tu mesa de escritorio, te puedes encontrar con una mesa que ocupa demasiado en un espacio de trabajo y que lo hace impracticable. Sin embargo, si es de un ancho pequeño, te puedes encontrar con que te falta espacio para trabajar.

2. Material de fabricación de tu Mesa de Ordenador

En este apartado tenemos que tener en cuenta varias dimensiones, desde la iluminación, hasta la limpieza. Pero vamos con lo básico:

Patas de la mesa de escritorio: Siempre metálicas, aportarán mayor estabilidad y resistencia, es importante que no se muevan y estén bien ancladas al tablero. Si usamos otros materiales, como plástico, la mesa será más susceptible de tambalearse y de soltarse de sus fijaciones.

Tablero: Aunque desde hace unos años empieza a ser tendencia el tablero de cristal templado, a mi me sigue gustando más la madera. Es ideal para limpiarla, no es muy sensible a la temperatura y eso hace que no esté muy fría en invierno, ni muy caliente en verano; lo que te hará estar más a gusto e hincar los codos sin excusas.

3. Color de tu Mesa de Ordenador

Aunque te recomiendo utilizar tonos neutros y con la decoración añadir el toque de color, sé que no es sencillo especificar que gamas cromáticas te van a ir bien; la decoración de cada oficina o despacho en casa es única y especial, además de ser totalmente subjetiva. Pero aquí tienes un truquillo básico para ello.

Si entra mucha luz: Procura que el color del tablero sea un poco más oscuro, tipo wengué por ejemplo.

Si entra poca luz: Es mejor optar por colores claros, como el haya, o incluso el propio color blanco es ideal.

Lo pillas, ¿no? Básicamente es compensar la deficiencia o el exceso de iluminación en el espacio de trabajo con el color del escritorio.

4. Complementos para tu Mesa de Ordenador

Cajoneras: Siempre vas a encontrar alguna a juego, pero solo si la necesitas; si no utilizas papel, porque como yo, digieres en video y escribes en Google Docs, ahórrate la cajonera. Sin embargo, si tomas apuntes y haces esquemas del temario a bolígrafo, una cajonera te va a ayudar a tenerlo todo ordenado y limpio.

Soportes para CPU: Evidentemente si utilizas un ordenador de sobremesa, necesitarás un soporte para tu torre. Si tienes que colocar la torre encima de la mesa perderás mucho espacio de trabajo.

Reposapiés: Indispensables para que no se corte la circulación de tus piernas, más en concreto de tus isquiotibiales, que si sufren pueden desencadenar en dolores de espalda, lumbalgias y hernias (¡Que cunda el pánico!).

5. Ahorra en tu Mesa de Ordenador

Ahora permitidme que haga un poco de promo, es cierto que a la hora de amueblar cualquier estancia de tu casa o de tu oficina, procuramos ser concienzudos y elegir el mueble más bonito de la tienda más chic.

Sin embargo, la producción de estos muebles no suele estar exenta de un impacto ambiental sobre la huella de carbono, y los productos que ya tienen un nombre y apellido suelen ser costosos.

Muebles Montiel en su propuesta de valor soluciona este problema de un plumazo; recoge el mobiliario de oficina de grandes empresas de primeras marcas y de excelente calidad, lo restaura, quitándole el tapizado deteriorado, arreglando pistones, ruedas y brazos que no sirvan y cambiándolo por otros que cumplen su función.

¿Qué consigues cuando compras un Mueble reacondicionado por Montiel? En primer lugar, ahorrarte mínimo el 40% del precio del producto, en segundo lugar recibir un producto de marca y calidad, plenamente funcional y operativo; Y, por último, y más importante, ahorras a la industria la fabricación de un mueble nuevo, reduciendo la huella de carbono, el aumento de temperaturas y la creación de residuos industriales; así, de este modo contribuyes con la economía circular.

No lo dudes, cualquier aportación al Medio Ambiente es vital

Si te gusta, comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp