¿Cómo diseñar una oficina en casa?

Si el teletrabajo es en sí un cambio de estilo de trabajo, ya que tienes que adoptar y respetar ciertas rutinas que hagan eficiente esta nueva dinámica de trabajo, trasladar o instalar tu oficina en casa implica dar un salto cuantitativo y cualitativo muy importante

En el caso del teletrabajo, defines un espacio de trabajo en tu hogar que debe estar bien diferenciado del resto de la casa, un lugar respetado por los demás miembros de la casa. Que en horas de trabajo no es invadido ni expuesto a interrupciones, de este modo la concentración y la fluidez en el trabajo no se ven quebrantadas y el rendimiento y la eficiencia del teletrabajador es plena.

Sin embargo, si lo que queremos es diseñar una oficina en casa el reto es mayor, ya que tanto la inversión como el espacio que tenemos que destinar es mayor. Este suele ser un recurso muy utilizado por autónomos y pequeños empresarios que ven en casa un medio para ahorrar en costes fijos como un alquiler, seguridad, luz, agua, comunicaciones, etc. Pero esto no es nuevo, ya que muchos profesionales liberales a lo largo de los años han tenido sus despachos profesionales o incluso consultas en una parte de su casa, y en otra zona bien diferenciada y separada la zona familiar.

¿Qué necesito para montar una oficina en casa?

En primer lugar, tienes que identificar una zona amplia de la casa en la que lo vas a instalar, dado que una oficina requiere más espacio que una zona de teletrabajo. Es importante que tenga buena iluminación, con luz y ventilación natural y en la medida de lo posible con vistas orientadas hacia el exterior. Un espacio con luz artificial, sin ventilación y orientada hacia interior no es recomendable, ya que los espacios cerrados terminan afectando negativamente física y anímicamente. En cambio, una oficina soleada y ventilada donde fluye la luz natural y tiene ventanas que dan a la calle, favorecen la productividad y la confortabilidad.

Es importante que las paredes tengan colores claros que ayuden a reflejar la luz natural y por lo tanto el uso de la luz artificial sea mínimo. Además, los colores claros dan sensación de amplitud y limpieza y favorecen el estado de ánimo.

En segundo lugar, debes medir correctamente el lugar donde vas a instalar la oficina para planificar con detalle el mobiliario que puedes necesitar y sus medidas. Una correcta medición te permitirá hacerte una idea de como organizar el espacio y que ubicación es la más eficiente.

En tercer lugar, es muy importante para una buena organización y disposición del mobiliario, tener en cuenta los puntos de electricidad y centro de telecomunicaciones, es decir, donde se ubican los enchufes y las conexiones que vas a necesitar. Si están bien ubicadas o por el contrario necesitarás que un albañil haga una roza y lleve las conexiones hacia donde más te convenga. O bien, tirar cables y regletas para mejorar las conexiones. Siempre que sea posible es mejor y más seguro que un profesional a través de una obra menor te lleve los puntos de conexión donde mejor te venga o que un electricista sea quien te facilite las conexiones de un modo seguro. Ten en cuenta que las aseguradoras ante accidentes o siniestros derivados de cortocircuitos o relacionados con la electricidad, no se hacen cargo si la instalación no ha sido realizada por un profesional.

Monta tu oficina en casa

¿Qué tipo de mobiliario es el adecuado para instalar una oficina?

Normalmente una oficina requieres de más espacio de almacenaje que un puesto de teletrabajo, por lo que lo más habitual es que te plantees establecer una zona de almacenaje en la que albergar documentos, historiales, manuales, etc. Para ello los armarios altos son una excelente opción ya que, gracias a su tamaño, en poco espacio puedes guardar muchos objetos. Otras opciones de almacenaje son los armarios medios y los armarios bajos que bien combinados crean un ambiente de trabajo muy equilibrado. Y no te puedes olvidar de las estanterías, tan practicas como accesibles.  

Un elemento fundamental es la mesa de trabajo, que debe permitirte de manera cómoda y sencilla desarrollar lo más amplio posible tu trabajo. La medida más habitual es 160 cm x 80 cm, aunque también tienes mesas de 120 cm x 80 cm, 140 cm x 80 cm, 180 cm x 80cm y otro tipo de medidas especiales o personalizadas que en oficinasmontiel.com con una simple consulta podemos fabricártela o localizártela.

Dentro de las mesas de oficina existen multitud de variantes dependiendo de su forma (recta, angular, con ala, con ola…) o accesorios (electrificación, faldón, con cajonera…).

También es importante tener en cuenta si la mesa tiene un papel meramente operativo, para trabajar, o bien representativo, es decir, a parte de un elemento de trabajo también me sirve para recibir clientes, proveedores, etc. En ese caso existe una alternativa, optar por crear un área dominada por una mesa de reuniones que te permita atender a tus clientes sin invadir tu espacio de trabajo.

Por último, la silla de oficina, éste es quizás el elemento más importante y más prioritario a la hora de elegir el mobiliario para tu flamante oficina en casa, ya que es la pieza que va a velar por tu salud. Una silla ergonómica es el complemento ideal para alcanzar un mayor rendimiento tras largas jornadas de trabajo, su ergonomía te facilitará una excelente salud e higiene postural que reducirá el cansancio a corto plazo y evitará lesiones musculares a medio plazo.

Ventajas y desventajas del teletrabajo

¿Cuánto dinero me puede costar diseñar una oficina en casa?

La respuesta a esta pregunta es sencilla, depende de tu presupuesto. Pero podemos garantizarte que por poco dinero puedes tener una oficina en casa con el mobiliario que necesitas. Déjame explicarte, a la hora de adquirir mobiliario de oficina tienes dos opciones, decantarte por mobiliario nuevo o por mobiliario reacondicionado. En nuestro caso podemos proporcionarte ambos, pero somos especialmente fan del mobiliario reacondicionado porque te cuesta un 70% menos que el mobiliario nuevo, son piezas de los mejores fabricantes nacionales e internacionales, están garantizados por 1 año y son 100% reacondicionados o restaurados hasta dejarlos como nuevos. Con estas premisas podemos garantizarte que por muy poco dinero puedes diseñar tu oficina en casa e impulsar tu negocio.

Si no tengo tiempo o no sé diseñar oficinas, ¿qué puedo hacer?

Pues básicamente llámanos y cuéntanos qué necesitas. Con las medidas bien tomadas del espacio que deseas ocupar y la indicación de la localización de ventanas y puntos de conexión (enchufes y comunicaciones) nos pondremos manos a la obra para darte la solución personalizada que más se adapte a tus necesidades.

Si te gusta, comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp